Perros de casa, no de caza

Artículo de la protectora Asoka el Grande.

Un gran porcentaje de los perros abandonados en la actualidad, son perros de razas destinadas a la caza. Podencos, galgos, bretones, setters, pointers, bracos...es habitual verlos en cualquier protectora o perrera esperando un nuevo hogar.  Sin embargo, es difícil que estos perros tengan una segunda oportunidad ya que falsos mitos y creencias hacen que la mayoría de personas no se fijen en ellos, y desgraciadamente muchos mueren sacrificados o viven años y años en protectoras.

Por eso vamos a desmontar mitos.

“Los perros de caza necesitan mucho ejercicio y tienen que estar todo el dia corriendo por el monte”. FALSO.

Cualquiera de estos perros no necesita mas ejercicio que el adecuado para su tamaño y edad, suelen quemar energía en poco tiempo, ya que la desgastan en las primeras carreras y juegos.

Koyi, ahora Sortu. Galgo adoptado. / Foto cedida por Asoka el Grande
Koyi, ahora Sortu. Galgo adoptado. / Foto cedida por Asoka el Grande

” Un perro de caza no puedo vivir en un piso”. FALSO.

Al contrario de lo que se piensa, los perros de caza se adaptan perfectamente a vivir en pisos, estan acostumbrados a esperar tranquilos en recintos pequeños al momento de la caza por lo que para ellos es algo habitual.

Además dentro de casa son muy tranquilos y dormilones, pues reservan energías para el momento del paseo y los juegos, por lo que son compañeros ideales.

Mel, ahora Betty. Podenca felizmente adoptada. / Foto cedida por Asoka el Grande
Mel, ahora Betty. Podenca felizmente adoptada. / Foto cedida por Asoka el Grande

“Los perros de caza no pueden convivir con otros animales como gatos, conejos o pajaros” . FALSO.

En general suelen ser muy respetuosos con otros animales y conviven perfectamente sin que haya ningun peligro.

Dumbita
Dumbita la podenca con su amigo el cerdito Gustavo / Foto cedida por Asoka el Grande

Otras virtudes de estos magníficos perros:

La mayoria están acostumbrados a vivir con mas perros, y en general suelen ser muy sociables con otros compañeros caninos independientemente de machos o hembras.

Hugo, breton, adoptado y feliz con su compañero perruno. / Foto cedida por Asoka el Grande
Hugo, breton, adoptado y feliz con su compañero perruno. / Foto cedida por Asoka el Grande

Suelen ser muy cariñosos y educados con niños y ancianos, ideales para convivir con ellos por su tranquilidad en casa y paciencia. La mayoria de los perros del albergue que llevamos a las terapias de ancianos en geriatricos suelen ser de caza por este motivo.

Elfo, podenco felizmente adoptado, en charlas en colegios. / Foto cedida por Asoka el Grande
Elfo, podenco felizmente adoptado, en charlas en colegios. / Foto cedida por Asoka el Grande

Muchos tienen historias terribles de abandono y maltrato, y cuando descubren lo bueno de un hogar son muy fieles y agradecidos.

Así que si estas pensando en adoptar no te olvides de conocer a los perros de caza, bueno en  realidad a los perros de casa, como preferimos llamarles. Las personas que han adoptado un perro de caza están encantadas y suelen repetir. ¿Porqué será?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *